Adolescentes en construcción.

Vuelvo por aquí con un nuevo tema con el que me estoy encontrando casi a diario en mi trabajo como profesora particular y Coach Educativo.

Ya son varios de mis alumnos los que han llegado a la época de pasar de sexto de primaria a primero de la ESO, en plena ADOLESCENCIA. Pues bien, ese cambio es duro, ellos se encuentran con más asignaturas, en cada asignatura les meten más temario. Por otro lado la mayoría salen del colegio y entran en el instituto. ¿Qué pasa ahí? El boom de la sociedad estudiantil y las “malas compañías”. Padres, madres, hermanos y demás personas que tengan a una victimilla de la sociedad estudiantil en ese momento de su vida: PACIENCIA.

Paciencia porque esa época hay que pasarla, cuando el niño era un bebé debería haber avisado a sus padres del momento crítico para que se fuesen haciendo a la idea, la adolescencia es una parte de la vida que no sólo va de los 12 a los 18 años, noooo, es mucho más extensa y cada parte requiere sus métodos para sobrellevarla.

Me estoy dando cuenta de que cada vez hay más casos de sobreprotección que cuando llegan a la adolescencia se crecen y entonces es cuando llegan los problemas. Os cuento el último caso:

Ayer llego a mi primera clase de la tarde y mi alumna estaba en la cama metida, no había preparado los libros y decía que tenía mucho sueño… Su madre con cara de mala leche le gritó delante de mi y la niña se reía en la cara de la madre, así sin más, le importaba un pepino lo que la madre le estuviese diciendo, que yo estuviese esperando para empezar la clase, se tomó su tiempo y cuando ella quiso se sentó en la silla para poder empezar la clase.

Cuando su madre se fué de la habitación empezamos con los deberes, y cuando llevábamos diez minutos me saca un examen que había sacado un cinco, muy orgullosa ella porque había aprobado. Yo le dije: “si quieres vamos a hacer el examen cuando terminemos los deberes y vemos los fallos que has tenido”. Para sorpresa mía no sabía hacer nada de lo que le habían puesto (tengo que decir que ésta alumna sufre de migrañas y ha tenido una muy mala época), el caso… le pregunté “¿has copiado?, ella me decía que no, cosa que yo lo sabía, al final me dio la razón y me dijo que si, que había copiado. Lógicamente como profesora y coach no le iba a decir lo que estaba pensando “no pasa nada por copiar una vez, todos lo hemos hecho alguna vez en la vida…”sí, lo confieso, alguna chuletilla ha caído. Pero sí que le pregunté que por qué me había mentido. Ahí salió el kit de la cuestión, MIEDO E INSEGURIDAD. Me dijo que tenía miedo de suspender, de decirme que no lo entendía y sobre todo me reconoció que tenía la autoestima por los suelos…

Bien!!!! Conseguí que ella misma me reconociese el por qué de sus mentiras, me dio a entender que quería empezar a trabajar conmigo esa inseguridad y esa baja autoestima. Conseguí que me fuese sincera. Creo que por primera vez conseguí hacer que un adolescente me contase lo que le pasaba…

Por otro lado a los padres sobreprotectores, CUIDADO, cuidado con darles a vuestros hijos todo lo que piden o sin pedirlo ni siquiera. OJO con las típicas frases de “pobrecito, el profe le tiene manía”, los profesores no tienen manía a nadie, si tu hijo no pone interés ellos tienen 30 más en clase que si que lo ponen… La educación es así por suerte o por desgracia.

Trabajaré duro con ella para subsanar sus creencias limitantes y darle todo el poder para llevar una vida de éxito.

La siguiente clase me pasó algo parecido, pero tampoco os quiero entretener más… Creo que la adolescencia es un punto a trabajar tanto por padres y por docentes, pero sobre todo, paciencia!!

Es todo por hoy, estoy trabajando en cursos que quiero lanzar pronto, os los iré pasando para si os pillan cerca y os apetecen, estáis más que invitados. Un besín para todos.

Anuncios

3 comentarios en “Adolescentes en construcción.

    • eugecoach dijo:

      Lo primero, mil gracias por pasarte y comentar.

      A ver, en parte tienes razón y en parte creo que los padres deberían de hacer mucho. Como he escrito en mi blog la sobreprotección hace que esos niños tengan baja autoestima y en algunos casos un alto ego, dos cosas a trabajar muy bien.

      Esperemos que tanto en los colegios como en casa ayuden a estos muchachos en edad de “crecimiento cerebral”

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s