Todos somos un número… tú también.

538981398
Hoy vengo a hablaros de números, de esos números que pasan por nuestra vida sin darnos cuenta, de esos números que nos rodean y nosotros los llamamos de otras maneras, pero aun así, les damos más valor que lo que realmente son.

No sé si vosotros alguna vez os habéis parado a pensar u os ha pasado en vuestras propias carnes que en la empresa donde trabajáis al final os consideran un número, que si os tienen que despedir, lo hacen, que si os tienen que machacar, también…
A mí me ha pasado, y es algo que me ha fastidiado muchísimo, no me han valorado lo que yo creo que deberían de haberme valorado y esa fue una de las primeras razones por las que decidí emprender. Cuántas veces nos damos cuenta de que si nos ponemos a darlo todo en nuestro trabajo, al final nos convertimos en eso… en meros números cualificados para realizar acciones y punto.

Pues bien, trabajando hoy un ratito en las redes sociales de las empresas de mis clientes, poniendo historias en Instagram, incluso viendo qué tal van las estadísticas de Adwords me doy cuenta que a veces para nosotros las personas, también son números.
Levantad la mano aquellos que habéis subido una imagen a Instagram y os alegra el alma cada vez que alguien le da al corazoncillo rojo… pero ahora, levantad la mano aquellos que simplemente habéis visto el número de seguidores que tiene “Fulanito de tal” y habéis dicho, “ALAAAAAAAAA, 175,8 K ” cuando de esos seguidores reales existe un 0,01% que siguen a esa persona por lo que es.

Esa mínima diferencia me hace que pensar, ¿cuántas empresas realmente quieren seguidores reales que se conviertan en clientes, y ¿cuántas empresas lo que quieren es un número muy elevado de seguidores para que la competencia diga “alaaaaaa, 178,5 K”?

En parte, somos las personas las que al entrar en las redes sociales de los negocios lo primero que miramos son los seguidores que tienen, o seré yo que al trabajar de ello se me hace muy fácil mirarlo. Pero realmente cuando me doy cuenta que una empresa merece la pena es cuando veo los comentarios de los posts, las opiniones en esa empresa, la REALIDAD.

Muchos adolescentes de los que veo a diario vienen y me dicen “Mira Eugenia, este youtuber tiene 300.000 visualizaciones en su canal, es flipante”, o las chiquillas que me dicen, “¿has visto cuántos seguidores tiene la reina del musical.ly? Ellos mismos se fijan antes en esos números para empezar a seguirlos… ¿qué pensarán? “Si no la sigo me quedo fuera.

Para todos alguna vez en la vida alguien ha sido un mero número nuestro, y quien diga que no, MIENTE.
Vamos a intentar darle a las empresas lo que piden, muchos seguidores, o más bien, vamos a darles muchas PERSONAS CON CORAZÓN.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s