Anécdotas en mis clases. Creer o no creer en Dios.

Buenas tardes a todos y gracias por pasaros por aquí una vez más. Ya estamos a mitad de semana, encima mañana en Alicante es fiesta, así que… nada mejor como escribir en el blog para celebrar que esta semana tenemos más tiempo libre.

Bueno, hoy voy a hablaros de una nueva anécdota que me pasó el otro día con un alumno. Estábamos dando biología y de repente me pregunta:

«Profe, ¿tú has tomado la comunión?»

Yo por un momento pensé en decirle que dejase de irse por las ramas y siguiese con el esquema de biología, pero como aún estaba de vacaciones, decidí entrar en el tema y le dije que sí, que yo había hecho la comunión a su debido tiempo y con su vestido monísimo (de segunda mano), y comidita con la familia en mi casa…

Y él me dijo: «Pues yo no la voy a hacer, he decidido que no creo en Dios»… Me dejó un poco K.O, que un niño con su edad decidiese ya que no pensaba tomar la comunión, y sobre todo que los padres no le intentasen hacer cambiar de opinión. Pero en el fondo, me alegró, no porque no fuese a tomar la comunión, si no porque ha sido decisión suya y nadie ha interferido en ella.

A lo que quiero llegar en este post es a eso, que dejemos que nuestros niños reflexionen, piensen y tomen decisiones desde pequeños. Todos nos hemos equivocado alguna vez (yo unas cuantas), todos hemos dado un paso en falso y luego nos ha tocado rectificar,… todos hemos sido sabios y hemos sabido elegir el camino correcto, al menos el que nosotros creíamos que era el correcto, ¿por qué a un niño no se le va a dejar hacerlo?

El tema de tomar o no tomar la comunión, en mi humilde opinión, a veces creo que son los padres los que quieren que los niños la tomen, y los compran con regalos, es decir,… si le preguntas a un niño al cual le van a comprar un teléfono de ultimísima generación por qué quiere tomar la comunión, estoy segura que la mayoría dirá: «yo quiero tomar la comunión porque si no, no me van a regalar todo lo que me han dicho».

Dejemos que los niños decidan, dejemos que sean ellos los que sin un regalo de por medio, extremadamente caro, decidan si quieren o no dar ese paso.

Y sin más, dejo una pregunta al aire:

Y tú, ¿has celebrado tu comunión por los regalos, o porque crees en Dios?

Publicado por Eugecoach - Diario de una emprendedora

¿Qué vas a encontrar por aquí? Una mezcla de todo, un día puedes encontrar temas de marketing, otro recomendaciones de cosillas que si eres emprendedora como yo te pueden gustar, otros días puedo contarte cosas más personales... ¡quédate y averígualo!

2 comentarios sobre “Anécdotas en mis clases. Creer o no creer en Dios.

  1. Hombre… los regalos son un punto para la comunión. Aún así, yo la tomé porque era creyente. A lo que no llegué fue a la confirmación, para entonces sí había perdido la fe. Pienso que por muchos regalos que te ofrezcan en la comunión, si no tienes fe, no la harás. Y por supuesto que un niño tiene todo el derecho de tomar una decisión así. Besos.

    Le gusta a 1 persona

    1. En mi opinión deberían de tomar la comunión un poco más mayores, cuando tengan un poco más de poder de decisión y no cofundidos con lo que les cuentan en casa. También para la otra opción, muchos niños no toman la comunión porque sus padres no quieren, y no les dan la oportunidad de decir si quieren o no.

      En fin, los regalos son un punto, pero a veces, en mi opinión, se excede en regalos y se le quita sentido al verdadero porqué de la comunión.

      Un saludo y muchas gracias por pasarte por aquí.

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: